Bleu de Chartres

La catedral de Nuestra Señora de Chartres, visitada por un millón de turistas y 250.000 peregrinos, es famosa por ser una de los máximos exponentes de la arquitectura gótica en el mundo. Asimismo, es conocida por sus 172 vitrales, repartidos en 2.600 m2, algunos de ellos se remontan entre 1144 y 1151. El más conocido es una representación de la virgen; en este vitral, como en otros que adornan la catedral, predominan los tonos azules, conocido como “bleu de Chartres”.

Para protegerlos de las dos grandes guerras, a diferencia de los vitrales de Reims, los desarmaron completamente y pusieron a resguardo, gracias a ello, hoy los podemos contemplar y vemos la refulgencia del azul que se encuentra por doquier e inunda el espacio. La influencia de esos vitrales ha sido tan importante que la monarquía francesa la adopta para sí. Dado que esta decisión implicó una mayor demanda del pigmento en el precio subió, dejando de fabricarse con cobalto para usarse un derivado del cobre y manganeso, pero esta variante fue inestable en el tiempo.

El procedimiento exacto de fabricación del azul de los vitrales de Chartres, para algunos, se olvidó y, para otros, fue mantenido en secreto para desaparecer. Lo cierto es que hoy es un ejemplo de esfuerzo y tecnología aplicada al arte.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s