Cuando las mayorías se equivocan

A principios del siglo XX Emile Louber, Primer Ministro  de Francia entre 1889 y 1906, se dirigió a la entonces Galería Nacional del Juego de Palma (Galerie Nationale du Jeu de Paume) que se encontraba en la esquina nordeste de los jardines de la Tullerías, en la Plaza de la Concorde, hoy Centro Nacional del Patrimonio Fotográfico. Una muchedumbre lo esperaba para desatar un escándalo de proporciones dirigidos por los miembros de la Academia de Bellas Artes de Francia, quienes trataron de impedir que Louber inaugurara una muestra ante los gritos de que estaba por cometer la mayor ofensa que hasta la fecha se le había hecho a la Academia y que, además, se estaba con ese acto pisoteando el honor de Francia. La exposición en cuestión era de un grupo de artistas conocidos como “Los Claros”, hoy llamados impresionistas, los cuáles llegaban por primera vez a exponer en un ámbito público, en un museo nacional. Me pregunto ¿alguien puede hoy recordar los nombre de algunos de esos académicos? ¿Alguien supone de quienes fueron las obras que se expusieron? Pues bien podemos decir que la mayoría se puede equivocar y que solo unos pocos se adelantan y otros se dan cuentan.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s